domingo, 24 de junio de 2007

Siendo Siervos Útiles: Julie comparte su testimonio sobre su participación en el ministerio misionero del Pastor Tito Sevilla

Hay una definición de lo que es la iglesia y lo que es el servicio que va a definir nuestro rol como creyentes: si la iglesia es una actividad de domingo y el servicio es "representar" un show cada fin de semana; entonces mi cristianismo se reducirá a un guión de teatro. No creemos que esa manera de existir sea la expresión de la vida abundante a la que nos ha llamado Cristo.

En nuestro ministerio juvenil creemos que nuestro compromiso va mucho más allá de una reunión sabatina; tiene que ver con una dedicación total, con toda esa parte de la vida que no se ve en la celebración de un culto dominical.

Julie Augusto nos relata sus experiencias como traductora en el Ministerio Misionero del Pastor Tito Sevilla con voluntarios americanos en tres crónicas que hemos publicado en nuestro Blog. Son tres relatos que nos edifican y nos ayudan a distinguir la mano de Dios en el camino estrecho al que hemos sido inivitados a caminar.



Roberto Pável
Jáuregui Zavaleta





Puedes leer los artículos haciendo click en los siguientes links:

QUE VIVA LA HUELGA!

"I WILL DIE FOR YOU (moriré por ti)"

"HIS PRAISE OUGHT TO BE IN MY MOUTH AT ALL TIMES"

2 comentarios:

Jorgix dijo...

Saludos Pavel y a todos los jovenes del Ministerio Juvenil Horeb, tu post me ha sorprendido gratamente, y comparto tus puntos de vista. Muchas veces he visto que los expectáculos de los domingos solo sirven para entretener a la gente y no muestran para nada la vida que Jesús nos da.
Como Discípulo de Cristo uno vive la alegría y la naturalidad de celebrar junto con mis hermanos a ese Señor que busca relacionarse con uno de la forma sencilla; no mediante monólogos dominicales sino mediante su presencia en cada corazón que le cree.

Pável dijo...

Gracias Jorgix, es edificante saber que hay otros cristianos corriendo la carrera y peleando la buena batalla.
Bendiciones y saludos desde la Iglesia Evangélica Bautista Horeb

googlea0c051ee0262d0f6.html